asion@asion.org
ASION es miembro de
c/ Reyes Magos, 10. Bajo interior. 28009. MADRID
Tel. 91 504 0998

Blog

La historia de Soraya: “Al poco tiempo, confirmado, su único hermanito de 4 años compatible al 100%”.

Me llamo Laura, y ésta es nuestra historia. 

Todo comienza un 14 de Septiembre de 2017. Sólo un día antes, Soraya había comenzado el que sería su último curso antes de pasar al Instituto y, justo 13 días después cumpliría 11 añitos. Llevaba varios días notándose unas pequeñas manchitas de color rojo intenso por las piernas (por aquel entonces aún no sabíamos que eran Petequias), y aunque al principio no le dimos mucha importancia, le comenté que la llevaría a su pediatra, ya que cada vez tenía más y eso me empezó a preocupar.

Ese 14 de septiembre se quedará grabado en nuestras memorias para siempre.

No sé muy bien por qué, pero cuando entramos en la consulta rompí a llorar desconsoladamente, sin saber aún todo lo que nos venía encima. La pediatra una vez que la exploró, me dijo que me tranquilizase pero que lo mejor sería que nos acercáramos a nuestro hospital para pedirle unas analíticas. No entendí muy bien por qué tanta prisa, pero después de un par de horas me dijeron que nos mandaban al Hospital de Badajoz para hacerle pruebas, la analítica no era clara, tenía 5 mil plaquetas y una de las causas podía ser Leucemia. ¡Ahí sí que me desmoroné por completo!

Había pasado en un mismo día de llevar a mi hija al pediatra pensando que lo que podía tener era una simple alergia a escuchar lo que un padre nunca debería escuchar; la palabra cáncer.

En pocos días nos comunican que la niña no tiene Leucemia, pero que tampoco me pueden decir qué le sucede…

Después de mes y medio en el hospital, fiebres altas, transfusiones de sangre y plaquetas día sí y día también nos comunican por fin el diagnóstico: Aplasia Medular Grave. ¡Tres palabras completamente nuevas para mí! En ese momento, nos ponen al día de todo y que la única cura es el Trasplante de Médula Ósea.

A lo largo de todo ese tiempo, ya me resultaba muy familiares ciertas palabras, y por desgracia sabía que era muy complicado conseguir un donante no emparentado, por ese motivo nos tuvimos que hacer las pruebas de compatibilidad por si tuviéramos la gran suerte de que alguno pudiera ser ese alma gemela que Soraya cada día necesitaba más. Al poco tiempo, confirmado, su único hermanito de 4 años compatible al 100%.

  • “Enhorabuena, ¡os ha tocado la lotería!” – nos dijo el hematólogo.

El Hospital La Paz en Madrid, era nuestro destino. Allí hicieron el milagro. Por eso allí formamos nuestro hogar. Nuestra pequeña gran familia. 

Después de 3 años, Soraya se ha convertido en una dulce mujercita gracias al transplante de células madre de su hermano pequeño Aitor, el otro gran protagonista de ésta historia. Sin él no podía haber sido posible nada de ésto. 

Donar médula es donar vida, y por desgracia no sabemos lo importante que es, hasta que no nos toca de cerca.

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.