asion@asion.org
ASION es miembro de
c/ Reyes Magos, 10. Bajo interior. 28009. MADRID
Tel. 91 504 0998
 

Blog

Trabajadores de Merck y la Fundación Salud 2000 hacen voluntariado con ASION

“¿Es muy duro?”. El miedo a lo que nos podíamos encontrar fue un sentimiento constante entre los voluntarios de Merck y la Fundación Salud 2000 que participamos en las acciones de la Fiesta de la Primavera de ASION en las plantas de Oncología de los hospitales madrileños. Para muchos de nosotros era nuestra primera experiencia en una acción así. El cáncer es una enfermedad dura, y más cuando golpea a los más pequeños, y no sabíamos que nos íbamos a encontrar.

Sin embargo, quienes preguntaban a sus compañeros que ya habían asistido encontraban siempre la misma respuesta: “En absoluto, todo lo contrario. Esos chavales te dan fuerza”. Aunque sean pacientes, y con independencia del tiempo de evolución que lleven, no dejan de ser niños. Les ha tocado luchar contra un enemigo duro, y lo hacen con estoicismo y con esa inocencia que la mayoría de los adultos perdimos hace años.

Los voluntarios de ASION acuden regularmente a las plantas de Oncología de nuestros hospitales para ayudar a estos niños a llevar su día a día como lo que son: niños. Y es un honor poder ayudarles de cualquier forma. Meriendas, trucos de magia, lectura a propósito del Día del Libro… cualquier acción en ese sentido proporciona a los más pequeños unas horas de entretenimiento y les hace convivir con el resto de sus compañeros de planta, aliados incondicionales en su lucha contra el cáncer.

Además, cuando uno está allí con ellos se da cuenta de que estas acciones tienen un objetivo colateral muy importante: los familiares del niño, que reciben un duro golpe con el diagnóstico de la enfermedad. En el tiempo en el que los voluntarios de ASION se encuentran con sus hijos, sobrinos, primos… estos familiares se convierten en un niño más, que disfruta con la lectura y los juegos de cartas, pero, sobre todo, que descansa durante unas horas viendo al pequeño disfrutar.

Por eso estas acciones de voluntariado son tan importantes. Todos encuentran algo positivo en ellas: voluntarios, pacientes, personal sanitario que acompaña a los niños en su día a día, familiares… De hecho, al salir del hospital, te das cuenta de lo que entre todos hemos hecho por esos pequeños luchadores, pero más aún de lo que ellos han hecho por ti: demostrarte que hasta las situaciones más complicadas hay que encararlas con la mejor de las sonrisas, la de un niño.

Comentarios

Escribe un comentario

Esta es una tienda de demostración para propósitos de prueba — no se deberá cumplir ningún pedido. Descartar